Orden de Predicadores

"Los dominicos hemos nacido para la PREDICACIÓN del Evangelio. A lo largo de los siglos la Orden ha desarrollado su misión evangelizadora en distintos contextos, adaptándose a los distintos momentos históricos. El estudio y enseñanza de la teología es nuestra seña de identidad.Te mostramos alguna de las obras apostólicas de los dominicos en nuestro convento".

Teología

Los dominicos vinieron a Salamanca en 1222 atraídos por la fundación de su Universidad, erigida en 1218. La Orden Dominicana tiene Estudio General de Teología en el convento de San Esteban desde el año 1299.

Cuando finalmente, en 1381, se organizó en la Universidad de Salamanca la Facultad de Teología por el cardenal Pedro de Luna (futuro Benedicto XIII), éste contó con la ayuda de dos centros teológicos importantes: los Estudios de San Esteban y de San Francisco. No es necesario extenderse mucho para decir que los dominicos estuvieron presentes con toda dignidad y eficacia en la Facultad de Teología de la Universidad por su profesorado y alumnado, y por la contribución de su Colegio de Teología, a lo largo de los siglos.

Teniendo en cuenta este compromiso histórico del Estudio de San Esteban con la Teología, por concesión de S.S. Pío XII, la Sagrada Congregación de Seminarios y Universidades de Estudios erigió dicho Centro en Facultad de Teología el 15 de noviembre de 1947, con derecho a conferir grados académicos a los miembros de la misma Orden, según las normas de la Constitución Apostólica Deus scientiarum Dominus y las Ordenanzas anejas y los estatutos de la Facultad.

La Congregación para la Educación Católica decretó el 4 de octubre de 1972 la integración del Primer Ciclo de la Facultad de Teología San Esteban en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, abierto a religiosos, clérigos y laicos, con el nombre de «Instituto Teológico de San Esteban», teniendo el carácter de Centro Superior que imparte el Primer Ciclo de la Facultad de Teología. Había precedido la conformidad dada por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades en su Acta de la reunión celebrada los días 27 y 28 de abril de 1972 para la integración del Primer Ciclo.

Interrumpida la docencia del Ciclo Institucional o Primer Ciclo al finalizar el año académico 2005-2006, el Instituto Teológico continúa, no obstante, vinculado institucionalmente a la Universidad Pontificia de Salamanca.

Los Ciclos segundo y tercero de la Facultad San Esteban permanecen reservados a los miembros de la Orden de Predicadores, de acuerdo con su erección (1947), y conforme a la Congregación para la Educación Católica. Su Gran Canciller es el Maestro General de la Orden de Predicadores. La nueva configuración de estos Ciclos, así como la metodología adoptada en estos últimos años, de carácter tutorial, han sido sancionadas favorablemente por dicha Congregación, con la aprobación de los nuevos Estatutos, con fecha del 10 de mayo de 2005. La renovación de los Estatutos está fechada el 20 de noviembre de 2010.

Los títulos de Licenciatura y Doctorado, expedidos por la Facultad, son convalidados a efectos civiles por el Ministerio español de Educación, por Real Decreto de 13 de enero de 1995.

1.1 Escuela de Teología (presencial) inicia su enseñanza en el curso académico 1977-1978, vinculada al Instituto Teológico de San Esteban, si bien desde el curso 1990-1991 figura como dependiendo de la Facultad de Teología San Esteban. Su fundador es fr. José Luis Espinel Marcos, op (1930-2003).

Con una exposición orgánica y completa de la teología, tras tantos años de experiencia la Escuela de Teología sigue prestando un servicio a cuantas personas están interesadas en conocer su fe y dar razón de su esperanza en el actual entramado sociocultural.

1.2 Escuela de teología en internet (online): ETI, es una propuesta que busca a través de las modernas tecnologías de la comunicación llevar la teologia más allá de las aulas fisicas.  Los alumnos cursan un ciclo de tres cursos; todas las materias son impartidas por dominicos/as.

fatse.org

Conversaciones de San Esteban

Nacen en 1972 y ofrecen un espacio de reflexión y diálogo abierto entre la fe, la cultura y la vida. Se intenta la inteligencia de los temas actuales; el discernimiento de los signos de los tiempos; el enfoque teológico de la realidad histórica. Después de esta larga andadura, las Conversaciones de San Esteban se han convertido en uno de los foros de diálogo cultural interdisciplinar de Salamanca, como atestigua cada año el numeroso público asistente

Instituciones Dominicanas

1. Academia Santo Tomás

Fue fundada en 1881 por el dominico francés Gil Vilanova, con profesores de la universidad de Salamanca y frailes de San Esteban. La fundación de la Academia, respondía a las directrices del Papa León XIII que había declarado al Doctor Angélico patrono de Universidades, Estudios y Escuelas católicas, el 4 de agosto de 1880.

En la Academia están representadas, junto a la teología, las diversas áreas de los saberes universitarios: ciencias, filosofía, etc. La dinámica de las sesiones está estructurada en dos tiempos: una exposición del tema previsto a cargo de uno de los profesores y un amplio coloquio entre todos los participantes. Para la exposición de algunos temas se recurre a personas que no pertenecen a la misma.

Entre los temas tratados figuran los siguientes: el dolor, la muerte, Dios en la vieja y en la nueva Teología, los orígenes de la democracia, la mística cristiana, la guerra del Golfo, San Juan de la Cruz: mística y racionalidad, el agnosticismo, métodos y mentalidades de nuestros saberes, eutanasia, el arte, acontecer de la Verdad, proyecto genoma, etc

2. Editorial de San Esteban

Fundada en 1964, la editorial San Esteban es en la actualidad la editorial de la Provincia de España. Su catálogo contiene ya algo más de 300 títulos. Los sectores en los que actualmente se distribuyen sus ediciones se refieren a los campos siguientes: los estudios históricos y las ediciones criticas de clásicos de la Escuela de Salamanca; la Familia Dominicana; la filosofía y las ciencias humanas; la reflexión teológica y otras obras.

En estos momentos la Editorial San Esteban edita las siguientes revistas:

Ciencia Tomista (cuatrimestral de Teología)
Estudios Filosóficos (cuatrimestral de Filosofía)
Archivo Dominicano (anuario de Historia)
Vida Sobrenatural (bimestral de Espiritualidad)

3. Instituto Histórico

El Instituto Histórico Dominicano de la Provincia de España fue creado en 1975. Dispone de un buen patrimonio histórico de interés para los investigadores, que cuenta con la herencia de los historiadores dominicos Justo Cuervo y Vicente Beltrán de Heredia. A él se han ido añadiendo aportaciones de la curia provincial de la Provincia Dominicana de España y de algunos conventos. El propio Instituto ha ido obteniendo abundante material en fotocopias y microfilmes de archivos y fondos antiguos de bibliotecas y ha ido adquiriendo algunos documentos en anticuarios y subastas. Actualmente el investigador sobre cuestiones dominicanas encuentra en nuestro Instituto una riqueza notable para sus estudios.

Es responsabilidad del Instituto Histórico Dominicano coordinar la colección Monumenta Histórica Iberoamericana de la Orden de Predicadores, creada en 1993, y de la que ya han aparecido 25 volúmenes en la Editorial San Esteban y colaborar en la publicación del Anuario Archivo Dominicano.

4. Biblioteca

La Biblioteca del Convento de San Esteban se remonta a la fundación de dicho convento en el siglo XIII. Los fondos de la actual biblioteca están constituidos por obras que abarcan desde el siglo XVI hasta hoy. Es una biblioteca conventual, pero que presta sus servicios a la Facultad de Teología de San Esteban.

El objetivo del Servicio de Biblioteca es facilitar el acceso a la información científica contenida en las publicaciones y documentos de los fondos propios.

Visita nuestro fondo bibliográfico

Destacamos, también

5. El Padre Arintero

Como dijo ya en su día el P. Aldama, hay palabras que definen a una persona. En el caso del P. Arintero la palabra clave es evolución: “Un día vislumbró los secretos de la evolución natural, y se lanzó a estudiarlos. Otro día vislumbró los horizontes de la evolución espiritual, y se consagró por entero a exponerlos”. Recogiendo esta idea, Álvaro Huerga dirá que en la palabra evolución está encerrado el secreto de su obra, de su ventura y desventura, de su misma vida. Pero se trata siempre de una evolución dirigida por Dios. Arintero entendió que en su propia vida había también una evolución hacia Dios.

Según nos dice otro buen conocedor de su trayectoria: “La «evolución», que él captó como palpitante en el fondo de todas las grandes cuestiones, no sólo fue la característica que interesó su pensamiento. Su propia vida fue una subida trabajosa hasta llegar a la cima de todas las evoluciones, la evolución mística. Con todo acierto se ha escrito que «el sabio de la evolución fue también, y sobre todo, el santo de la evolución»”.

Su doctrina espiritual no es fruto únicamente de sus numerosas lecturas, sino también de sus propias vivencias y de sus encuentros con personas experimentadas en el terreno de la mística

6. Peña de Francia

El Santuario de Nuestra Señora de la Peña de Francia se halla en la provincia de Salamanca. Más en concreto, en la zona más hermosa: la Sierra de Francia. Allí, a 1.783 metros de altitud, se yergue este santuario desde donde se contempla un singular paisaje que abarca la llanura castellana, las montañas de las Hurdes y la sierra de la Estrella de Portugal. En estas alturas nos situamos para conocer una historia larga y hermosa. Todo comenzó con el hallazgo de una imagen de la Virgen que transformó un pico solitario en un lugar de encuentro, oración y contemplación de bellezas naturales. Esta imagen se ha convertido en catalizador de cuantos visitan la «sierra».

Desde su hallazgo, la imagen ha sido y es muy querida por los salmantinos. Su ya larga tradición ha permitido que su devoción se haya extendido más allá de nuestra tierra salmantina, y así su veneración es también compartida con muchos hombres y mujeres de tierras lejanas, especialmente de Sudamérica.

Poco después de su hallazgo por Simón Vela, la imagen y el Santuario a ella dedicado, es atendido por la Orden de Predicadores (dominicos).

El Santuario de la Peña de Francia es atendido pastoralmente por la comunidad de frailes dominicos de San Esteban,

Mundo Digital

Hoy la iglesia y la sociedad en su conjunto están inmersas en lo que es son las nuevas tecnologías de la comunicación; vivimos en un mundo interconectado donde la información fluye al instante; las formas de comunicación y enseñanza deben actualizarse a los nuevos medios. Los dominicos, como Orden de Predicadores, somos conscientes de este nuevo desafío y de las posibilidades de predicar y enseñar teología en este nuevo continente digital. Nuestra apuesta por las nuevas tecnologías como ventana a la nueva evangelización forma parte de nuestra misión hoy.